Cuando acudes a un taller mecánico en Zaragoza, lo primero que va a mirar el mecánico son los neumáticos. Este es uno de los elementos de mayor importancia del vehículo no solo porque sin ellos no puedes mover el vehículo, sino porque el estado, calidad y forma de estos van a permitir una mayor estabilidad en la carretera y una frenada más segura.

Pero existen muchos tipos de neumáticos que puedes pedir en un taller mecánico en Zaragoza. La elección va a depender tanto del tipo de vehículo como de las condiciones en que vamos a conducir.

Los neumáticos de un coche tendrán unas dimensiones diferentes según la potencia, peso y tamaño de este. Es importante que las cuatro ruedas tengan el mismo dibujo, por lo que en caso de desgaste es recomendable cambiar las cuatro.

Los tipos de neumáticos son:

- Neumáticos de invierno: son neumáticos blandos, por lo que duran menos, pero ofrecen mayor agarre y seguridad. Son ideales en condiciones de nieve, frío y humedad. Presentan un diámetro ligeramente mayor que otras ruedas.

- Neumáticos de verano: son de la categoría de los neumáticos duros, ofrecen menor agarre y más durabilidad, por lo que se recomiendan por encima de los 7 grados.

- Neumáticos de 4 estaciones: están preparados para circular en todas condiciones, pero no se recomiendan en condiciones de humedad, nieve o frío extremo.

- Neumáticos tubeless: son mejores y más caros. Carecen de cámara y se ajustan a la llanta con un talón grueso con aros metálicos.

- Neumáticos runflat: Estos neumáticos no contienen aire y se les califica como antipinchazos, ya que aunque estén pinchados o con baja presión puedes circular con reducido riesgo hasta llegar al taller.

Si quieres pedir tus nuevos neumáticos o necesitas que te recomendemos unos nuevos, ven a Talleres Auto Caspe, te ofrecemos los mejores precios.