El motor de arranque es el encargado de suministrar energía para arrancar, fácilmente, el vehículo y, si falla, deberás acudir a un taller mecánico en Zaragoza para solucionar el problema. Este motor, además, es el responsable de activar y girar el volante motor del automóvil y es alimentado por la batería a través de un cable que conecta con ella y otro cable más fino que conexiona con la llave de contacto.

Actualmente, casi todos los motores de arranque llevan incorporado un sistema que reduce su peso y tamaño para facilitar el arranque y puedas ahorrar batería. No obstante, en el taller mecánico de Zaragoza que elijas, te informarán del estado de tus piezas y de si funcionan o no correctamente.

Si tu vehículo no arranca, posiblemente te esté fallando el motor de arranque. Aunque te recomendamos que acudas a revisión con expertos, puedes comprobar si el fallo es de la batería o del motor. Si al conectar las luces notas que la intensidad es muy baja, probablemente se trate de un problema de batería.

Si por el contrario, no enciende ni siquiera colocando pinzas de arranque, lo más probable es que se trate del motor de arranque. También puedes detectar que tienes esta pieza deteriorada si notas ruidos al arrancar o si hueles a quemado cuando enciendes el vehículo.

El fallo más común de este producto de arranque suele situarse en las escobillas, que, debido al continuo rozamiento, se desgastan. En este caso, deberás proceder a su reemplazo. No obstante, también puede ser debido a malas conexiones eléctricas o un mal funcionamiento del sensor de presión del embrague.

En Talleres Auto Caspe somos especialistas en reparar este tipo de problemas y, por ello, esperamos que esta información te sea de utilidad. Recuerda dejar tu coche siempre en manos de profesionales para conseguir resultados satisfactorios.