Cada vez son más las personas que se sorprenden al llegar a su taller mecánico en Zaragoza. Y es que los profesionales siempre advierten que determinadas piezas deben revisarse con regularidad ¡e incluso sustituirse! Es lo que ocurre con los amortiguadores.

Los amortiguadores son componentes imprescindibles para que tu vehículo se mantenga adherido al asfalto. Por supuesto, son clave para que tengas un mínimo de seguridad en las carreteras, siempre y cuando actúen de forma debida. Realmente, también pueden desgastarse con el paso del tiempo, sobre todo si sueles circular con frecuencia por la ciudad. ¿Sabes cuándo debes cambiarlos en tu taller mecánico en Zaragoza?

La sustitución de estas piezas vendrá dada según los requerimientos del fabricante. En todo caso, se suele aconsejar que se realice al recorrer los 60 000 u 80 000 kilómetros. Pero en todo caso, debes saber que también existen unas señales que pueden indicarte que tu coche necesita un cambio de amortiguadores.

En primer lugar, si notas que tu coche se balancea hacia adelante al frenar, es posible que tengas que sustituirlos. Igualmente, si notas que la dirección se ve modificada al coger las curvas, también podría ser un indicativo.

También puedes probar a empujar el capó del coche hacia el suelo. Si observas que tu vehículo realiza un vaivén continuo durante varios segundos, significará que tus amortiguadores no están en el mejor estado posible.

Por otro lado, también debes saber que los amortiguadores van a influir en el consumo de combustible del coche. Así, si notas que el vehículo consume más de lo normal, es posible que también la clave esté en estas piezas.

Por supuesto, si notas ciertos chirridos al frenar o al acelerar, también podría estar debido a un desgaste de los amortiguadores.

Lo mejor es que siempre consultes a profesionales. En Talleres Auto Caspe estaremos encantados de ayudarte y de analizar tu vehículo.